miércoles, 10 de diciembre de 2014

Alma de CRISTO


Alma de Cristo santifícame.

Cuerpo de Cristo, sálvame.

Sangre de Cristo, embriágame.

Agua del costado de Cristo, lávame.

Pasión de Cristo, confórtame.

Oh, buen Jesús, óyeme.

Dentro de tus llagas, escóndeme.

No permitas que me aparte de Ti.

Del maligno enemigo, defiéndeme.

En la hora de mi muerte, llámame.

Y mándame ir a Ti.

Para que con tus santos te alabe.

Por los siglos de los siglos. Amén

(S. Ignacio de Loyola)




viernes, 24 de octubre de 2014

Jesús está AQUÍ

En la cena del Cordero,



habiendo ya cenado,



acabada la figura,



comenzó lo figurado



por mostrar Dios a los suyos



cómo está de amor llagado,



todas las mercedes juntas



en una las ha cifrado:



pan y vino material



en sus manos ha tomado,



y en lugar de pan y vino,



cuerpo y sangre les ha dado.



 

martes, 7 de octubre de 2014

Presente en el Altar




"Sé indulgente, Tú que eres todo para mí:


Si deseo curar mis heridas, eres médico.

Si necesito alimentarme, eres comida.

Si necesito ayuda, eres fuerza.

Si me oprimen las culpas, eres perdón.

Si temo la muerte, eres vida.

Si deseo el cielo, eres camino.

Si me invaden las tinieblas, eres luz".

San Ambrosio

jueves, 18 de septiembre de 2014

Amor SACRAMENTADO

Recoged, oh Jesús mío, todos mis sentimientos y encerradlos todos en la llaga de vuestro dulcísimo Corazón. ¡Os doy gracias, oh buen Jesús! Soy tau feliz, en este momento! Mirad, si halláis algo de bueno o hermoso en mi alma, es para Vos. Si acaso encontráis un poquito de buena voluntad, deseos de santificación, una virtud, algún sacrificio, una oculta lágrima de arrepentimiento, mirad, todo es vuestro, aceptadlo en prueba de gratitud.

martes, 2 de septiembre de 2014

Hostia blanca



¡Rompe, Señor, tu silencio,

rompe tu silencio y grita!

Que mi lagar enrojezca

cuando tu planta lo pisa,

y que tu mesa se endulce

con el vino de tu viña.



jueves, 28 de agosto de 2014

ME HAS SEDUCIDO, JESÚS



¡Oh eterna verdad, verdadera caridad y cara eternidad! Tú eres mi Dios, por Ti suspiro día y noche. Y, cuando te conocí por vez primera, fuiste Tú quien me elevó hacia Ti, para hacerme ver que había algo que ver y que yo no era aún capaz de verlo. Y fortaleciste la debilidad de mi mirada irradiando con fuerza sobre mí, y me estremecí de amor y de temor; y me di cuenta de la gran distancia que me separaba de Ti, por la gran desemejanza que hay entre Tú y yo, como si oyera tu voz que me decía desde arriba: «Soy alimento de adultos: crece, y podrás comerme. Y no me transformarás en substancia tuya, como sucede con la comida corporal, sino que Tú te transformarás en mí.

Libro de "Las Confesiones" de S. Agustín




martes, 12 de agosto de 2014

Tengo sed de ti


SED DE TI...


Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua.

¡Cómo te contemplaba en el santuario
viendo tu fuerza y tu gloria!
Tu gracia vale más que la vida,
te alabarán mis labios.

Toda mi vida te bendeciré 
y alzaré las manos invocándote.
Me saciaré como de enjundia y de manteca,
y mis labios te alabarán jubilosos.


En el lecho me acuerdo de ti 
y velando medito en ti,
porque fuiste mi auxilio,
y a la sombra de tus alas canto con júbilo;
mi alma está unida a ti,
y tu diestra me sostiene. 

jueves, 24 de julio de 2014

Sacramento del Altar



¿Oh buen JESÚS!



Oh Buen Jesús, yo creo firmemente;
que por mi bien estás en el altar;
que das tu Cuerpo y Sangre juntamente
el alma fiel en celestial manjar.

Indigno soy, confieso avergonzado,
de recibir la Santa Comunión;
Jesús que ves mi nada y mi pecado,
prepara Tú mi pobre corazón. (bis)

Espero en Tí, piadoso Jesús mío;
oigo tu voz que dice: "Ven A Mí",
porque éres fiel, por eso en tí confío;
todo, Señor, lo espero yo de Tí. (bis)

Oh Buen Pastor, amable Y fino amante,
mi corazón se abrasa en santo ardor;
si te olvidé, hoy juro que constante
he de vivir tan sólo de tu amor. (bis)


Dulce maná y celestial comida,
gozo y salud de quien te come bien;
ven sin tardar, mi Dios, mi luz, mi vida;
desciende a mí, hasta mi pecho, ven. 



miércoles, 2 de julio de 2014

junto al vino y el pan


Toma mi VIDA

Altar de Dios: el centro de la vida
con el Señor en medio de su pueblo,
mesa del pan que a todos nos convida
a reunirnos en un mundo nuevo.
Altar de Dios: la fuente de aguas vivas
para saciar la sed del universo:
Que todos sean uno en Jesucristo,
la oración del Señor, su testamento.

jueves, 19 de junio de 2014

Jueves vocacional

EUCARISTÍA

Pues, si cuando andaba en el mundo, de sólo tocar sus ropas sanaba los enfermos, ¿qué hay que dudar que hará milagros estando tan dentro de mí, si tenemos fe, y nos dará lo que le pidiéremos, pues está en nuestra casa? Y no suele Su Majestad pagar mal la posada, si le hacen buen hospedaje.

(Santa Teresa de Jesús. Camino de perfección.)

sábado, 7 de junio de 2014

¡Oh Jesús, Viña Sagrada!,


"¡Oh Jesús, Viña Sagrada!,
lo sabes, mi Rey divino,
soy un racimo dorado
que han de arrancar para ti.
Exprimida en el lagar
del oscuro sufrimiento,
yo te probaré mi amor.
Mi único gozo será

inmolarme cada día".

 Santa Teresita del Niño Jesús

sábado, 24 de mayo de 2014

TODO ES GRACIA

  • Gerivaldo en el centro a la derecha
Queridos hermanos todos en la Reina y Madre del Carmelo: en esta edición me toca el turno de escribir para la revista el Carmelo algo de lo vivido en los ya casi ocho meses de noviciado que han pasado. Es una gran riqueza compartir la vida. Vivir el noviciado aquí en el Desierto de las Palmas es todo un privilegio, una bendición y un regalo más de las delicadezas del Señor. Empezamos el noviciado a las puertas del otoño y eso quiere decir que fuimos conducidos a la tierra del Carmelo para que comiésemos sus mejores frutos. Aunque de esos mejores frutos habíamos probado ya un tentempié en el postulantado de Granada y yo en particular también en mi querida Burriana, y seguimos probando y deleitándonos aquí en el Desierto de la Palmas, lugar de santos. No recuerdo un solo día en que no haya dado gracias a mi gran Dios por su llamada. Estar aquí recibiendo las doctrinas de nuestros santos padres Teresa de Jesús y Juan de la Cruz es como si el cielo estuviera abierto día y noche, porque todo está muy bueno. “¡Qué bien se está aquí!”. Para nuestras clases de formación, nuestro querido maestro el padre lucio ha hecho una exquisita selección de lo más grande en cada tema.
Y lo ha puesto en manos de profesores todos muy doctos, amigos, hermanos, quienes, junto con el mismo nos transmiten todas esas enseñanzas tan importantes.
Cito con orgullo sus nombres ilustres: padres Alfonso Ruiz, Luis Rubio, Pedro Tomás Navajas, Miguel Márquez, Ezequiel García Rojo, Sergio Marqueta, Maximiliano Herráiz, David Jiménez, José Carlos Gimeno, Ángel Moreno de Buenafuente, Vicente Polo, Luis Jorge, Rafael León –con sus notables canciones – y Jean Filip Marc nuestro profesor de música. Y la guinda de toda esta tarta no podría ser otro que el propio P. Maestro Lucio con todo su dinamismo, alegría, compañero, cercanía; para mi es un auténtico padre espiritual y amigo.
Día tras día podemos sentir gozosamente qué es estar enamorado de nuestro Señor Jesucristo. Todos los sentidos cobran sentido, aquí en el Desierto, aquí en el noviciado, aquí en nuestros candentes corazones. Todo está perfecto. lo repito: todo. La comunidad no podría ser mejor. Somos una familia muy agraciada: que lo diga nuestro querido hermano Pío.
La naturaleza nos homenajea con sus estaciones. Primero, disfrutamos de los manjares de otoño; después, del recogimiento del riguroso frío, momento de silencio y oscuridad predominantes pero preciosos, con amaneceres y puestas del sol de película. Y todo eso no es más que un anticipo de lo más hermoso: pudimos disfrutar de la navidad del señor. Y ahora, con la primavera, nos toca vivir en un auténtico Carmen, esto es, el jardín florido, el alegre cantar de los pájaros, la suave brisa primaveral del Mediterráneo, las vistas más espectaculares en todo su esplendor colorido.
Y ya por ultimo llegará el verano y será al próximo novicio a quien le toque contarles algo.
Quiero concluir, por si no ha quedado claro que vivir y estar aquí y ahora en el noviciado, es un tiempo y un momento de gracia y, personalmente, una inmensa alegría que queremos disfrutar
desde la confianza de quien se abandona en las manos de nuestro gran Dios y se deja conducir por el.
Todo es gracia del señor. Vamos perseverando más y más en la oración y en todos los carismas de la descalcez teresiana. Nos mantenemos firmes en la fe con una alegría inquebrantable.
Y, por supuesto, que os encomendamos en nuestras oraciones a todos los lectores así que podéis contar con ellas. Alabada sea la Santísima Trinidad y la Sagrada Familia por todo y siempre. Amén.

Gerivaldo de Britto

jueves, 22 de mayo de 2014

EL PAN QUE COMPARTIMOS




EL PAN QUE COMPARTIMOS


"Quien se alimenta de Cristo en la Eucaristía no tiene que esperar el más allá para recibir la vida eterna: la posee ya en la tierra como primicia de la plenitud futura, que abarcará al hombre en su totalidad". 
Juan Pablo II, Encíclica  Ecclesia de Eucharistia



jueves, 15 de mayo de 2014


EUCARISTÍA



Cuerpo y sangre de Dios, Eucaristía,
manjar del alma, Vida espiritual,
milagro del Amor, que hace inmortal
la esencia que con fe reza y confía.
 
Te ofreces, mi Señor, día tras día,
en el pan y en el vino del ritual
que revive tu acción trascendental,
tu sacrificio, amante profecía.
 
Permaneces aquí hasta el fin del mundo
cumpliendo tu Palabra, la promesa
que consagró en la Cena tu bondad.
 
Yo te contemplo en mi interior profundo,
irradias tu fulgor y me embelesa

tu caudal de divina caridad.

jueves, 24 de abril de 2014


HOY, 400 AÑOS DE LA BEATIFICACIÓN DE 
SANTA TERESA DE JESÚS

Jueves eucarístico


SACERDOTE DE CRISTO


Inspira y ayuda, Señor, a los sacerdotes que trabajan en los seminarios y casas de formación para que den a tu Iglesia santos, doctores, mártires, apóstoles, una nueva pléyade de testigos de Cristo imbuidos de un nuevo ardor misionero para la nueva evangelización. Envíanos, Señor, sacerdotes santos.
Te pedimos, Señor, por todos aquellos que consagran sus vidas a la pastoral vocacional para que en nombre de Cristo no dejen de lanzar las redes para dar a la Iglesia las vocaciones que necesita para cumplir con su misión. Necesitamos tus sacerdotes. Envíalos, Señor.




lunes, 21 de abril de 2014

Convivencia vocacional

Desde le miércoles santo hasta el domingo de Resurrección, dos jóvenes, Miguel, futuro postulante, y Jonathan (enviado por el P. Chema de Madrid), han compartido con nuestra comunidad de Soria este tiempo tan importante del Triduo Pascual. Hemos intentado vivir en comunidad (y con la MM. Carmelitas Descalzas y, por supuesto, con el pueblo de Dios), el misterio de la pasión, muerte y Resurrección del Señor. Han sido días intensos para celebrar, meditar, contrastar la propia vida y vocación con la vida y misión del Señor Jesús.
Damos gracias a Dios por regalarnos la presencia de estos dos jóvenes que buscan al Señor sin miedo y con todas las consecuencias. Aquí una foto de los mismos con el P. J. Fausto.

Miguel a la izquierda, P. J. Fausto y Jonathan

domingo, 20 de abril de 2014

Jueves Eucarístico



EN TU CUERPO Y TU SANGRE QUEDARÁN CONVERTIDOS


CONSAGRADO A TI, SEÑOR



ME LLAMAS POR MI NOMBRE




JESÚS, NECESITO MÁS DE TI


Mi Corazón eres Tú, Jesús.


Tú estás aquí



¡ORAR= TRATAR DE AMISTAD!


ADORACION EUCARÍSTICA POR
LAS VOCACIONES AL CARMELO DESCALZO

     
¡Gloria y Honor al Cordero Inmolado!




   



Oraciones y Videos Vocacionales

Provincia Burgense de San Juan de la Cruz 


Vocación religiosa



VOCACIÓN AL CARMELO DESCALZO


OFRENDA DE AMOR



ORAR CON SAN JUAN DE LA CRUZ


EL CARMELO DESCALZO: UN LUGAR, UN VIAJE...

JESÚS, EL BUEN PASTOR



ALMA MISIONERA

¡VEN, AMADA MÍA!


Te seguiré...

  


¡QUIERO SER EL AMOR!




¡OH, LLAMA DE AMOR VIVA!







ENAMORAME...
AMARTE SOLO A TI, SEÑOR...

SEÑOR, A QUIEN IREMOS





ORACIÓN
Tú ya sabías que los obreros escasearían y por ello nos pediste que rogáramos al Padre para que enviara obreros a la mies.

¡Qué gran misterio, misterio insondable el de una vocación religiosa!
Un joven o una joven, un adolescente o un hombre maduro que siente irrumpir en su vida la presencia trascendente de Dios que se fija en él y que lo llama.
Porque Tú llamas, Señor, no dejas de llamar. El problema es nuestro, puesto que no siempre estamos dispuestos a oír tu voz. Por eso, me atrevo a pedirte ahora que muevas a la generosidad el corazón de aquellos a quienes Tú has elegido pa la vocación  a la vida consagrada y al sacerdocio.
Dales generosidad, Señor. Que no bajen su mirada ante la tuya y cobardemente se apeguen a sus propias riquezas como el caso del joven de que nos hablan los Evangelios y que no tuvo el coraje de dejar sus numerosos bienes materiales. Que a los que llamas, Señor, sepan ir detrás de Ti con alegría, sin que nada los detenga en tu seguimiento.


Que sean valientes, que no se queden enredados en la seducción de los placeres fáciles del mundo, que te sigan con decisión a Ti que eres la Verdad y la Vida.

Te pido, Señor, por todos los jóvenes del mundo que en este momento necesitan en sus vidas el empujón de la generosidad para decirte «sí» como te dijo María. Dales Tu luz para conocer Tu Voluntad y sobre todo dales Tu Amor.





EL PÁJARO SOLITARIO